Diario

miércoles, 31 de diciembre de 2008

de acá para allá

Mi amigo Fidel dice que en los ayuntamientos deberían regir técnicos. Sabias palabras que no tienen eco. Si de veras fuesen técnicos no habría pasado lo que pasó en Marbella, aunque todos sepamos que lo de Marbella salió a la luz por lo gordo que fue, pero que más o menos en todos los ayuntamientos cuecen habas.



Ya dije una vez que no iba a hacer comentario alguno sobre las noticias, ya sea lo de Israel (qué es más que fuerte) o sobre el silencio de Obama que juega al golf. Algo verdaderamente importante. Ja ja ja y requete ja mientras los palestinos mueren en masa.



Claro que USA (que dolor de mayúsculas) está gobernada por judíos. Bástenos echar una miradita a los films, a los productores, a los músicos a las estrellas (que no las del firmamento). Y un largo etc.



Ahora sube la luz un tres y pico por ciento. Los recibos serán mensuales, y oí algo que decía que a los que no tenemos un euro nos rebajarán la eléctricidad.



S.O.S. S.O.S................¿Cómo se come esto, con cuchara, cuchillo o tenedor?



Será con los cubiertos del pescado para quitarle bien las espinas.

martes, 30 de diciembre de 2008

Un Prosit por Jose Luis

Coincidencia o...
Esta mañana, desde las páginas de un crucigrama, saltó a mis ojos la foto de José Luis Sampedro. Había terminado de releer por tercera vez su novela La sonrisa etrusca. Libro que, a los que la ternura aún no los ha abandonado, les recomiendo encarecidamente. Al ver su foto en el cruci, se me pasó por la cabeza que homenaje le rendirá nuestro país a este hombre que a la edad de tropecientos años es capaz de describir la ternura, el sexo y el amor con tal magnitud que parece un eterno y exquisito amante, un niño grande y un hombre de la cabeza a los pies, todo en uno.

Todos recordaremos ¡como olvidarlo! nos asaetearon un mes con la noticia de la muerte de la Faraona. Y, aunque, válgame el cielo, nada tengo en contra de esa señora, aguantar en los medios -en todos- su adios fue un suplicio para los que amamos la variedad.

Al ver a este hombre y coincidir con la relectura de su novela, me pregunté por el azar o por la coincidencia. Si, si, me repito, ¡qué le voy a hacer!

A lo mejor debía rendirle un homenaje aquí y ahora mientras aún está con nosotros.
No me agradan las posteridades. Es en vida cuando hemos de mostrar nuestro respeto y cariño a aquellos que nos proporcionan felicidad y tristeza (que de todo hay). Es mientras estamos vivitos y coleando cuando hemos de cumplir con ellos. De devolverles lo que nos ofrecen. Así que desde esta página rindo mi homenaje a este gran hombre.

Si como dicen, un escritor se refleja en sus novelas, este hombre es todo un hombre humano, tierno y gran amador. Y lo de hombre lo reitero para no perderme en vaguedades.

Que usted, señor , San-Pedro vaya directamente al Olimpo de los Dioses.

viernes, 26 de diciembre de 2008

Seguramente estais interesados en arreglar el mundo. Y si dicen que eso es utopico es porque no hacemos lo correcto todos. Así que no, no es útopico. Es sencillamente que no todos estamos por la labor. Es más, son muchos los empecinados en dejarlo como está. Pensad en todos los nombres que se os ocurran y compartidlos conmigo, a lo mejor no tengo la lista completa. A lo mejor no, segurisimo que no la tengo. Hijos de mala madre hay en cantidades subversivas. Y esparcidos por doquier. Así pues, propongo crear una lista de ellos. Incluyendo las empresas que nos maniatan a su servicio sin opción a rebelarnos. Como si nuestro tiempo, nuestros escritos, nuestra voluntad fuese una marioneta de ellas con la que tiran del hilito y nos ponemos a sus órdenes.
¿Por que no es válido un escrito? ¿Por qué tiene que ser un fax o lo que ellos digan?
¿Entra esto dentro del concepto de libertad de expresión, de decisión, de legalidad?¿
¿Es esto lo que entendemos por democracia y desarrollo, de evolución?
¿Po qué la administración hace uso de teléfonos novecientos cuando sabe que son más caros y que hay otras alternativas?
¿Por qué están los cuatro raterillos en la carcel y los peces gordos que dejan arrasadas las arcas de los ciudadanos huyen del país?
¿Por qué lo permitimos?
¿Qué tal dos días, tres, cinco sin teléfono, sin internet, sin movíl?
Si no lo intentamos somos unos pringaos y es de rigor que nos pase lo que está pasando. Somos los nuevos esclavos, sed bienvenidos.
Imaginaos lo que le estamos hacíendo a los paises en vías de desarrollo. ¿Queremos para ellos lo que tenemos nosotros? No podemos ser tan ilusos. Ellos no necesitan telefonía, necesitan aprender a usar las herramientas para explotar sus propios recursos.
Si hemos sido capaces de levantar a los colegas para hacer un botellón gigantesco, hagamos una lista de los que nos ahogan con necesidades ficticias. Pasemos unos días sin televisión y sin telefonía de ningún tipo.

martes, 23 de diciembre de 2008

Mirando al mar soñé

He bajado al pueblo. Iba cantando bajito. Quería mirar al cielo y no era posible. Los boquetes, las losas levantadas, la estrechez de la acera y los postes sobre ella, cuando no un coche subido encima de esta lo hacían impracticable, lo del mirar al cielo digo.
Los ojos de las gentes vacíos de comunidad, de cercanía. Sólo un niño cantaba eso de" un elefante
se balanceaba..." el resto hostilidad.
Rostros ceñudos y apatía por doquier.
Para que puñetas necesitamos en las calles luces y adornos navideños si las luces de nuestro interior están apagadas. Si la sonrisa que es gratis no somos capaces de esbozarla. Si el buenos días o las buenas tardes, si se dan, semejan gruñidos de fiera.
Miras a los ojos de las gentes y rehuyen la mirada esquivos, como amedrantados. Tal vez de si mismos.
Un viejo me ha pedido candela. Mientras busco el mechero cuenta una historia truculenta de que han matado a un muchacho. Tenga usted cuidado, estos moros roban y matan. -No necesitamos moros que maten y roben nosotros solitos ya nos encargamos, le digo. Cambia de tercio como por arte de magia. Se me ha vaciado la sonrisa y apago el cigarro. Lo apaga usted entero, me dice. Es que me ha quitado usted la gana de fumar-le respondo. Bueno, señora vaya usted con Dios. Y usted también que buena falta le hace buen hombre.
Al llegar a casa me pongo a contemplar el árbol de navidad. Sea como sea voy a recuperar mi ánimo navideño. Una vez al año no hace daño.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Tratando de pensar

Os habeis preguntado alguna vez quienes sois, quien seriais de haber nacido en otro lugar ,de otros padres, de otra cultura.
Por estas cuestiones he roto mis diaríos un par de veces. No encontraba respuestas. Aún hoy sigo plantéandome quién soy yo verdaderamente. Donde comienza la libertad de mi pensar, de mi actuar. Estoy en el mismo sitio.
Hay más preguntas que respuestas. Cuando crees haber hallado una solución, surgen otros mil enigmas más.
Si tomo la palabra intelecto y la busco en el diccionarío, este me dice que es: Potencia cognoscitiva racional del alma humana.
Busco entonces la palabra alma, y entre sus variadas acepciones leo que es: principio que da forma y organiza el dinamismo vegetativo, sensitivo e intelectual de la vida.
Complejo, ¿no?.
Empleamos las palabras como si fuesen algo de andar por casa, pero si ahondamos en ellas, al menos yo, me quedo sin habla.
Que no soy ninguna lumbrera ya habeis tenido la ocasión de constatarlo. Humildemente pienso que, como decía el filósofo, sólo sé que no sé nada. Y esto con cada día se me aparece con más y más nitidez. Es mí única certeza junto con la que he de morir y de que existen biólogicamente hablando actos que son irremisibles. Lorar, reir, orinar, cagar y un largo etc.
Amar, odiar, opinar y otras muchas cosas tienen sin embargo otras opciones.
Todos opinamos y lo hacemos sin pensar. Hablamos y lo hacemos sin pensar. Sentimos antipatía por algo o alguién y le buscamos una razón. Pero ¿de verdad hay una razón justificable para ello?.
¿No es simplemente nuestro modo de verlo?
Por supuesto que si. Y lo seguimos haciendoaún a sabiendas. Entonces...¿cuando aprenderemos?
Mejor dicho, ¿cuando aprenderé?

viernes, 19 de diciembre de 2008

Cada vez que dicen...

"Patria, pienso en el pueblo y me pongo a temblar."



Asi reza una canción de Carlos Cano.



Hace unos momentos oía el Último Vicio en RNE, Radio 3.



Yaví (desconozco como se escribe) un músico iraní hablaba de su tierra. Una flor con más espinas que flores decía él, en la actualidad.



Ha creado una música que titula " El eje del amor". Todos sabemos a que alude.



Y ahí quería llegar a pesar de las vueltas que le venía dando.



Soy apátrida. He encontrado más patrias. Todos los países que he visitado. No, no han sido muchos. Quizás cinco. También he visitado pueblos distintos en nuestra propia tierra. Nunca me he sentido extraña.



Sin embargo mi modo de ver y de pensar lo cambió Marruecos en una cortisima visita y que por cobardía no alargué. Si, si. Los miedos de los que siempre oí hablar se hicieron conmigo, me contagiaron con imágenes que no me dejaron pegar ojo. Cuando quise dar marcha atrás no me pareció cortés con las personas que me habían entregado las llaves de aquella casa en medio de la nada. Así que no regresé pese a desearlo. A la casa significo.



Menos mal que me consoló de mi desventura una hermana de Nadjet que sentía el mismo miedo que yo en aquél lugar.



Al grano, que me pierdo en divagaciones.



Lo que aprendí de Marruecos fue: lo poco que se necesita para sonreirle al destino que nos abraza.



Porque digan lo que digan quienes lo digan, todo, no lo manejamos a voluntad. Hay cosas que se nos escapan, situaciones inesperadas que nos sabemos manejar positivamente.



¿De donde procede el dolor?

¿Por qué sufrimos sin motivo aparente?



Allí en Marruecos comprendí que de lo que nos quejamos es de exceso. Nos hace desdichados el tener tantisimo donde elegir.



Me devolvió a la Granada de años atrás y con ella a una época donde el tener de todo y en demasía no estaba de moda.



Me dí cuenta de que incluso el paisaje era el apéndice que le faltaba a Granada y a toda la Bética.



Me dí cuenta que todos formabamos un todo inseparable.





y la mula en el trigo

He perdido un comentario y lo lamento. Porque de veras me importa ,y mucho vuestra opinión. Así que antes de continuar, una vez más gracias.

Lo hago públicamente y en la ventana en la que algún errático o buscador o seguidor y seguidoras que también las hay, me encuentra con más facilidad.

Hoy he recibido el primer mensaje navideño.

Supongo que muchos de nosotros no vivimos la navidad con el auténtico mensaje que implica, y que nos gustaría ser niños de nuevo para vivirla con la misma inocencia.

Nos entretenemos en ello quizás obviando que ni siquiera los niños-todos los niños-tienen ni tendrán jamás la oportunidad de tener unas fiestas felices.

Pero no. Hoy, no.

Hoy vuelvo a las navidades de mi infancia, y me gusta. Vaya si me gusta. Mi árbol ya cuelga en casa. Es posible que no venga a estar conmigo nadie, y sin embargo me gusta verlo. Me gusta imaginar y con ello me labro esa navidad perdida.

Muchas cosas se pierden en el trayecto que forma la vida y no por eso dejamos de tener nuestros momentos de alegría, de risas ya incluso de juegos. Más calmos, eso si. Pesan ya lo iteré mil veces, los años, los kilos, y eso a pesar del agua como quiera que se llame.( Risitas porfi)

Me gusta la navidad por lo que disfrutan los enanos. Porque la gente parece olvidarse un poco de la monotonía.

Y no me gusta por las comilonas ni por los regalos. Ni siquiera soy creyente. Pero insisto, me gusta por los recuerdos gratisimos.

Quién veía a mi padre el día a día no podía creer en la transformación en aquellos días de fiesta.

El trajín del nacimiento, los hermanos buscando musgo y piedras lavadas del río. (Soy la segunda de diez). Los cánticos en casa de los vecinos, de los primos, las visitas a otros belenes. En fin, fiesta sana y alegre.

Me gustaría que os apuntarais a cantarle al vecino, al amigo, ya al desconocido. O al menos desearle de corazón unas FELICES FIESTAS.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Mirando atras

Un siete de enero de milvecientos sesenta y nueve le dí el si quiero a Richard Wagner. (Siempre me gustó la música), je je je. Diez años después le dí el adiós. Ni la música domó la decisión.

Atrás quedó una parte importante de mi vida. Sin rencor y con una gran pena que se superó con el devenir de los años.

Volví a amar. Y también dije adiós.

Los adioses nos parecen dolorosos, y lo son. También pasan y se renace de las cenizas. Ya, ya ya.
El dichoso ave Fenix. Lo que no lo hace menos cierto que la vida se compone adioses y bienvenidas.

Todos pasamos por esos aros del destino, del azar, o de lo que sea.

Lloramos las despedidas y saludamos los nuevos encuentros con esperanza.

El ser humano tiene una enorme capacidad de dolor y de regeneración. Más de lo que pensamos.
Bastemos una mirada hacia el continente africano, hacia el continente asiático, hacia el continente latino-americano.

Hacia cualquier continente. Parece raro. Continentes enteros sufren algo más que separaciones. Sufren pérdidas irreparables como el la vida. De estas ni el ave Fenix es capaz de rescatarles.

Y los que se quedan siguen empero luchando por vivir.
No os amotinéis pues, que saldréis airosos del desencuentro e incluso de la absoluta pérdida de los seres queridos.

Cuatro fantasmitas tiene mi cama
cuatro fantasmitas que me la guardan
Chencho, Antonio, Mamá y Papá.

Y ahora otro adiós. Si es posible mañana volveré.

martes, 16 de diciembre de 2008

Se han encendido las luces del pueblo. Innecesariamente puesto que todavía la luz diurna es más que suficiente. Se ve magníficamente bien.

A qué juegan los que dicen de retrasar o adelantar la hora.

Prefiero callar porque sólo se me ocurren disparates y para disparatado ya anda el mundo una jartá.

Seguro que está en mi la tristeza hoy. Sin saber por que. No hay ni motivo ni razón para ello. Es simple y llanamente así.

Tristeza y alegría vienen y van , van y vienen caprichosamente. La alegría puede incluso que la invoquemos, la tristeza nunca. Pero ella es dueña y señora y se presenta por sus fueros. Hála, aquí estoy yo porque me da la gana.

Cualquiera le tose.

¡Ay, amigos, qué triste estoy!

No quiero estarlo, no se me apetece, no es razonable. ¡Ay qué triste estoy!

Mi tía Pepa era una mujer que al final de sus días se volvió beata. Pepita como le decían tenía amigos y amigas que la querían mucho, sin embargo no fue santo de mi devoción. Me resultaba cargante. Y su posterior ñoñez resultaba horrenda para mi modo de pensar amén de una hipocresía enorme. No obstante tengo que sonreír ante una confesión auténtica que hizo y a lo que el cura le respondió como ahora vereis.

Pues ella va a confesar y se acusa de gula. El cura le pregunta el porqué, a lo que ella responde que porque se había zampado dos platos de lentejas qué qué.
El hombre le dice, Pepita, hija, eso no es gula.
Pues qué sino es padre.
Hambre, hija, hambre.

No me lo invento. No se inventar cosas. Puedo transformarlas pero no inventar como decía el hijo de Thomas Mann. ¿O era el hermano? No no, era el hijo. Creo...

Empieza el crepúsculo. Rojo claro y amarillo. En el horizonte hileras de nubes. Las montañas de África se perfilan lenes, casi insinuantes. No como ayer espléndidas, definidas ,exigentes en su perfecta definición.

Una nube parece la cabeza de un ratón supersónico. Al segundo la cabeza del ratón se desprende y de una extraña cola que le seguía surge la cabeza de un dragón. Si seguimos mirando asoma un pavo sin patas y con su moco colgando. Detrás una serie de arabescos y tras ellos una hormiga gigantesca. Ahora un pelicano emprende el vuelo, de su pico gordo y robusto cuelga un gusano retorcido y tridimensional. El pelicano pierde el pico y so sustituye el enorme gusano.

Un colibrí se sube a una mujer destetada y culona. Como algunos tiburones llevan esos pecesillos adheridos. O son las ballenas.

No estoy para murgas. Se acabó el mirar para el cielo. No puedo describir lo que veo. La transformación se sucede con tal celeridad que no me da tiempo a nada. El cielo siempre me deja atónita.

Quién inventó la tristeza. Quién habló de tristeza. Merece unos buenos azotes.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Dicen que...

en Suecia, el país más socialmente avanzado de Europa, es donde más suicidios se cometen.
Me pregunto si el clima influye en esas muertes voluntarias. Lo cierto es que la alegría parece proceder del sol. Cuando este luce nuestro ánimo se transforma, nuestro cuerpo también.

Si es o no cierto lo desconozco, pero si pienso en los desfavorecidos me inclino por el calor, porque el frío en sus circunstancias los hace más frágiles si cabe.

No nos extrañamos de que los indigentes mueran de frío en las calles. Estamos acostumbrados a verlo en televisión.

Yo no se a vosotros, pero a mi me da la sensación de que no les importan a nadie. Ya, incluso hay gente capaz de divertirse asesinandolos. Para esos, no se si denominarlos seres humanos, no significan nada.

Precisamente, en este, especialmente frío invierno-si bien en el calendario aún es otoño-son los que más sufren el rigor de la temperatura. Justo en los días más festivos morirán abandonados a su suerte en cualquier calle de cualquier ciudad. Que cruel puede llegar a ser la vida. Entretanto otros dilapidan fortunas haciendo caso omiso del desamparo de esas personas que, quién sabe lo que los echó a esa vida.

Personalmente conocí a un señor con el que algunos se divertían tirándole restos de pizza donde más sucio estaba para que él los recogiese. Indagué en las cercanías y pude saber que aquel señor había sido un afamado cirujano.

Creo que da para pensar, ya sea por un momento para agradecer lo que tenemos.

Feliz día empero.

domingo, 14 de diciembre de 2008

pensando en maria

Qué lejos estoy del suelo donde he nacido....
Tú, amada lunatikk, elegiste un lejano país para aposentarte. Nada más ni nada menos que al otro lado del gran charco. Te fuiste a la pampa verdadera: a Argentina.

Es lo malo que tiene tener amigas y amigos jóvenes. Su búsqueda no tiene límites geográficos .Hoy están aquí y mañana no se sabe donde.
¡Ay! Mis queridos correcaminos.¡ Os echo de menos!

Hoy te envié un correo. ¿Cuando lo recibirás? ¿Cuando responderás? ¡Qué temblor mientras se te espera!

Tú en la Pampa, David en el océano entre ola y ola, de puerto en puerto. Y yo esperando vuestras noticias como una madre sin sueño, vigilante, espectante.

Deine Liebe ist Dein Schiff, Deine Frenden sind die Sterne...

Tu amor, David es tu barco y tus amigas las estrellas. Una vieja canción para un joven marinero.

Para ti María, un tango, un dulce tango con la carga de melancolía que los tangos arrastran consigo.

"Si supieras
que aún dentro de mi alma
conservo aquél cariño
que tuve para ti..."

Tus libros, los que dejaste aquí, los voy leyendo con fruición. Te revivo en ellos cuando están entre estas manos mías. No permiten el olvido y me alegro.

No importa lo lejos que estéis porque el amor de verdad no conoce las distancias.

Comed cuantas perdices podáis.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Ay mi Miranda

Ayer andaba yo algo mohína porque mi Mirandita no me llamó para el concierto de Amónico Prada en Granada que lo produce Lágrimas de Androide y que corresponde a una serie de conciertos que se llaman "La Música Contada".

No se si me explico. Lo importante es lo que hace un rato ha sucedido. Tengo que compartirlo aunque quería disfrutar en solitario del acontecer, pero bueno, lo compartido cobra una dimensión fantástica.

Suena el teléfono. Una voz me dice: abre la puerta. No, no que la están abriendo. No me queda tiempo, o si, para preguntar quién eres.

De pronto se me enciende la lucecita. ¡Es Miranda! Qué loca. Qué hace aquí. Yo la creía en Granada.

Cuando abro la entrada del apartamento la veo con un preciosisimo ramo de flores. La ale-
gría no me quepe en el pecho. Ja ja ja. Por lo de quepe.

No puede ser. Nos abrazamos como siempre, íntimamente, gozosamente, contentas como niñas ( ella lo es aún por su edad ). No me lo puedo creer.

Ayer estaba mohína contigo, triste, pero algo hay en la atmósfera que... has visto la migración. Pobrecitas las aves luchando a brazo partido contra el viento de cara. Que ramo más maravilloso.

Si si. Toda esta verborrea se me escapaba por la boca. Si, estaba ida perdida con mi amiga tan cerca, tan detallosa, tan sublime como siempre.

Me ha contado lo de ayer en el concierto, que no cabía de gente, de su alegría, de su encuentro con Eva de su preciosa casa. Un carmen Victoria. Te va a encantar. Si, ya me lo dijo Eva.

Como siempre también hemos hablado de mil cosas, de la familia y la preocupación que siente por los más peques. En fin. TREMENDA GOZADA.

Tu sabes Miranda que: ya no concibo la vida SIN TI.

sólo un nuevo día

No aprendo. Perdonad.

Las palabras abigarradas no me gustan. Los uniformes tampoco. De grandilocuencia huyo. De lo complejo hago ídem de lo mismo.
Esto es:huyo.

Si hoy escribo aquí y así es porque me gusta escribir para gente como tú, como ese, como esa, como aquél, como aquella, como yo.

O sea, para la gente anónima.

He tenido una buena vida. He tenido amores. He tenido amantes. He tenido todo. Lo he perdido todo. Todo se transforma, nada se pierde.

Soy una más, con idéntica historia a los demás.

No tengo futuro ni lo quiero.

Tengo el hoy con su amanecer y, si los hados quieren con su correspondiente crepúsculo.

Si. He tenido una buena vida y la sigo teniendo porque la vivo sin rencores ni envidias ni odios.

¡Que los tuve!

Pero me sentaban fatal.Así que decidí olvidarlos. Decidí olvidar las circunstancias que los causaban y a las personas que me los hacían sentir perdonando.
Decidí ver lo bueno y lo conseguí.
Tras muchas rebeliones puede experimentar algunas revelaciones.

En ellas estoy.

Procuro reírme hasta de mi sombra. Y cuando algo desagradable intenta abrirse paso en mi cabeza, pongo cuanto antes pies en polvorosa.

Todavía tropiezo y me doy de bruces, pero cada vez menos.¡ Claro que he tardado lo mío ! Y lo que te rondaré, morena.
Bueno, que le vamos a hacer. Pues no más que seguir.
Yo aquí, erre que erre con los refranes a cuestas ahí va otro: nunca es tarde si la dicha es buena.

Qué a gusto estoy sintiéndome pueblo.

sólo un nuevo día

viernes, 12 de diciembre de 2008

La exuberancia

Es más productivo contentar al más rico que a aquel que se gana el pana con honradez y esfuerzo.
De esos habemos muchos y, ya se sabe; protestamos pero pagamos.
Así que hay que alegrar más que nunca a Endesa, a Telefónica, a Repsol y a todos los magnates de la industria.
Nosotros, si queremos luz, gas,teléfono y todas esas cosas que se nos han convertido en necesarias, las pagamos al precio que se estipule y punto.
Si queremos llevar una dieta sana tenemos que comer cinco unidades de fruta al día. La tierra las regala, y los amos de la tierra la venden sin dar golpe.
Hay que comer sano y equílibrado y llegar a los noventa. (Seguro que quién esto aconseja o sugiere se parte el culo de la risa).
¡Por aconsejar que no quede!
Eso que dicen, es tan fácil como hablar. Y hablar lo hacen hasta los niños. Todos lo hemos aprendido desde muy chicos.

Hay unos pocos que no pueden-le dicen mudos-pero esos no cuentan. Nunca cuentan los pocos para ciertas cosas. Aquí nos hablan a las masas. Esas que, además del derecho al pataleo, nos sobran todos los derechos restantes.
Ya se sabe: quién hizo la ley, hizo la trampa.

CAMBIO DE TERCIO.

Verdad es eso tan obvio que no lo usamos nunca.

La cultura no nos exime de la humana mezquindad.

Estamos tan acostumbrados a mentir que usar la verdad implica riesgo.

El amor es universal, por ello lo limitamos a dos.

El amor fracasa empero cuando se limita.

Cuando aprendamos a amar todo lo que existe no nos aburriremos nunca.

"Y qué es el sol sino un proyector de sombra".

La sabiduría no tiene límite, el ser humano sí.

Para amar y hacer el bien, no es necesario estar abonado a fe alguna.

Y ya me callo. A D I O S S S.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Quiero dar las gracias

De bien nacidos es ser agradecidos y eso es lo que hago ahora mismo. Dar las gracias a vosotros que tuvisteis a bien dar señales de vida haciendo un comentario en este blog un poco raro.
Aún, insisto, no domino la técnica de este mundo así que os doy las gracias de la mejor manera que sé.
A temprana hora bajé a comprar fruta y papas-ese maravilloso tubérculo del que puedo alimentarme sin más-. Bueno, eso de sin más no es del todo cierto. Quiero decir que con un poquito de aceite de oliva, unos ajitos ,un ramito de "pejeril" y salpimentaditas a fuego lento pare usted de contar porque están de rechupete.
No, no temais que no voy a entrar en la cocina todavía. Lo haré después porque he planeado un emblanco de pescado. Algo ligero que, muchos son los kilos y poco el moving.
Esto se va semejando a un programa de cocina, jajaja.
A lo que iba. Gracias una vez más.
Muchas vueltas da mi coco con respecto a mil naderias, pero he prometido no entrar en cuestiones de alta graduación político-económica. ¿A que suena como si supiera de algo de esto? Pos no, amigos. No tengo ni pajolera idea, porque quién entienda que la administración tiene que soplarle dinerito a los bancos...que me aspen si lo entiendo. Así que me quedo aquí comódamente en mi rincón con mis papas y mis sueños. Que me quedan en cantidad de millones. Jejeje.
Como me gusta hacer citas de gente que, en verdad sabe, y conoce la naturaleza humana, voy a deciros una que me gusta mucho y que aplico con tenacidad-aún siendo un picaflor. Esta es: no es más rico quién más tiene sino quién menos necesita. ¿Que ya lo sabeis? Bueno, pues mejor todavía. No pretendo descubrir el mundo. Ese ya anda descubierto y sin sombrero años ha.
Voy a despedirme. A lo mejor dentro de un rato, de unas horas o tal vez mañana vuelva a estas andadas. Si quereis seguir dándome vuestras orejillas, mi menda encantada. Me subis la moral. Así que adios y otra vez merci beaucou, (Creo que no lo escribo bién, pero a buen entendedor...)

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Sin noticias

Desconozco si hay alguién que le dedique unos momentos a mi diarío. Qué sino un diarío es lo que escribo. De ser así comprendereis lo que el titulo quiere decir.

Ninguna noticia es buena noticia. Y malas, hay tantas que, prefiero que las den otros.

De todas maneras es más fácil omítirlas para darle un descanso al corazón. Al menos el mío lo necesita de vez en vez y, como no puedo cambiarlo por más empeño que le pongo, he decidido olvidar un rato lo que sucede en nuestro mundo de desgradable y triste. Al menos ese es el mundo que nos muestran los noticieros. Que más parecen El Caso y El As. Fuera de esos dos y salvo algún comentario de Iñaki Gabilondo sesudo y bastante neutral, ver u oir las noticias es un constante sufrir.

Así que esta mañana, bajo un sol de justicia(imposible estar en la ventana de como aprieta el condenado) he decidido no hablar de noticias.

Lo primero que he hecho esta mañana, ha sido leer un rato en la cama. La vejez tiene su encanto y su privilegio. Lo segundo desayunar una tostada de pan cateto con aceite de oliva y café. ¡Uhm! Todavía me relamo. Y ahora, pues ya lo veis, si es que lo veis. Ahora estoy tratando de mirar al Mediterraneo, no sin dificultad, pues que reverbera cegador., y soltando lastre. Lastre y amarras de este corazón insatisfecho con las puñeteras noticias que me persiguen. Hoy corro más que ellas, al menos de momento.

En cuanto acabe con este quehacer, dedicaré un par de minutos a reirme de mi misma y de los peces de colores, cosa que os aconsejo. Como dice el refrán, más sabe el diablo por viejo que por diablo. ¡ Hala, a emulad la risa hermanos!

Sin noticias

martes, 9 de diciembre de 2008

Hacer planes

Ahora mismo, en este instante luce el sol y llueve copiosamente. ¿Se pone la naturaleza de acuerdo para crear semejante belleza?.

Vengo de estar un ratito con mi amiga Miranda. No era nada estipulado. -Te llevo a casa-me dijo.
bueno, pero no es necesario-le contesté. No importa, me gusta llevarte.

Nos hemos visto y de paso nos hemos entretenido la una con la otra, la otra con la una y, bueno; hemos disfrutado una vez más de un montón de confidencias.

En este mismo momento, me ha interrumpido para compartir este espectacular fenómeno atmosférico. Y es que; está el cielo, que se sale.
Ora amarillo limón, otrora blanco luminoso, reverberan de las masas nubosas sus bordes. En fin el novamás. El arco iris crea el puente mágico de los cuentos de hadas. Y me siento en un mundo ajeno a la realidad quejumbrosa de muchos seres, y agradezco que la vida por unos instantes me sonría, nos sonría a Miranda y a mí. Perdón por la redundancia. El sentirse feliz nos hace insistentes. No es paripé el desear al resto de los mortales que se les concedan momenticos como este que ahora gozamos mi amiga del alma y yo.

Vaya, ¡si que estoy pesada y reiterativa!

Corramos un tupido velo, pero que nos dejen dentro. Ja ja ja.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Feliz cumpleaños

A todos los demócratas, felicidades.

Hoy celebramos nuestros treinta pasos primeros en ese devenir arduuo de ser libres y, aceptar con ello todas las opiniones desde el respeto a todos y a cada uno.

Arduo porque no es moco de pavo sentirse libre y pelear cada mañana, cada día por esa libertad que en ningún momente nos fue regalada sino que se va creando a fuerza de insistencia y tenacidad.

Siendo como somos los humanos es fácil comprender que nos cueste un gran esfuerzo. Máxime cuando el pasado, asaz reciente nos susrra al oido lo mucho que costó obtener esta libertad política.

Alguién dijo"... pensar libremente es privilegio de pocos". He olvidado la cita completa, pero para una muestra bástenos con un botón.

Sea como fuer, deseo felicitar a todos por la aportación que, como cíudadanos se nos confía. Esto es mimar esa libertad y seguir luchando para que ese privilegio sea una realidad para todos los pueblos del mundo.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Gacelas y Galéano

Amante como soy de Galeano me resulta difícil sugerir que podéis leer de él porque para mí todo lo que escribe son verdades como puños y por más inri no exentas de humor.

En Google-como no- podéis encontrar sus frases. Así nos ahorramos pensar en las propias que nunca serán tan acertadas ni superarán la vastedad de las de este personaje tan humano. (hablo lógicamente de las mías.)

Precisamente hoy andaba enredándome con algunas, pero las he anotado y quizás algún día las suelte al viento.

Voy comprendiendo con asombrosa lentitud lo que significa alzar la voz sin esperar ningún halago que me ayude a confiar en mí.

Tantos años llevo pegada aun cuaderno que a nadie servía y mira tu ahora donde estoy: dando gritos como descosida.

He estado leyendo otro blog que no consigo añadir a mi lista. Se llama " Gritando al viento." Pues bien, resulta que la chica que lo escribe coincide con algunos escritores de los que más admiro.
Esa chica me ha recordado sin quererlo que le diera un repaso a esos escritores.

Me gustaría saber si se pueden leer en Internet, aunque con esto del no sé que intelectual, supongo que tendremos que ir a la biblioteca o a la librería. ¡Qué pena, el subsidio no da tanto"

Pero como decía aquél: Siempre nos quedará París en la imaginación.

Lo que sigue al anterior

La Puerta de Alcalá. Sino el Mediterráneo. Enfrente: África.

Veis lo que os digo. Ya se me ha vuelto a escapar una parte. Ni siquiera sé donde le dí para que ocurriera. Bueno. A echarle paciencia.

Si le doy a vista previa, desaparece, mejor dicho, se desvanece del sitío para asomar quién sabe donde. Y no creo que sea la edad. Más bien es la impaciencia. Y sobretodo el desconocimiento. A qué negarlo. Se ve a mil millas. Yo diría que hasta se huele. Jajaja. Menuda mañana.
He leido a Perogrulladas y sólo tenía una canción para compartir. Me encanta porque a veces yo mismo he rellenado alguna que otra página del diarío con canciones a falta de tener algo que decir. Pero lo de escribir se convierte en un hábito y el mío dura ya medío siglo, así que dejarlo ahora se me hace cuesta arriba. Soy una drogata de la escribienda. (Sin rima, por fa).
Y ahora, os digo adios, mis queridos muchachos. Ya es tarde y hay que cerrar, despedirse casi siempre cuesta un tanto, mañana tal vez, nos volvamos a ver.
Sigo sin entender esto de internet. Así que debeis perdonar que se me escapen los titulos y pierda los escritos. Es así, no soy de más carnes.

El sol ha vuelto a lucir y el ánimo lo acoge con alegría.

Sigue la migración y la ventana desde la que miro al mar se abre con nuevas de viejas espéctativas.

Ya comenzaban mis pulmones a quejarse de los interiores.

Ahora mismo, desde donde escribo tuerzo mi cabeza un pelin a la derecha y voilá, ahí está. No precisamente la

viernes, 5 de diciembre de 2008

Al viento

Oigo del viento su incansable gemido

susurro de ultratumba que ágil desplaza

ayes y quejidos. Suspiros.



Viento de afiladas garras

cuchillo de mil dientes. Trasiego

que nunca duerme

cuna eterna que mece y mece.



Estremecida por tu viejo canto

busco el silencio que tú me niegas.

Desearía tanto volver al seno...



Allá donde la vida comienza

o, quizás sea la muerte, pero

allí donde el silencio rige.



Sé, empero que me faltarás tú

Viento.

Al vienteo

A elegir

Qué importancia tiene un título cuando ésta que escribe no dice nada importante.

Mal comenzamos y no es mi intención.

A pesar del frío que nos atenaza y nos deja los dedos agarrotados ¿ entiende el alma, o el espiritu, o la mente o como diablos se quiera denominar de calor o frío? Creo más bien que son los puritos huesos los que elevan la protesta. Amén.

Ya está bien de arrastrar penas y angustias. No dejamos de ser solidarios por dolernos más, lo que hay que hacer es unirse en una voz y protestar de verdad contra tanta injusticia.

Hoy de nuevo migran las aves. ¡Qué envidia! Porque aunque su esfuerzo sea enorme y algunas mueran en el intento no es menos cierto que siguen un instito primitivo que las protege, a la mayoría de los helados lugares del invierno.

Hoy al ver como soslayaban las corrientes y como los "capataces" iban en ayuda de las que perdían el norte, me decía: ya no quedan pastores como esos sencillos pájaros.
El hombre, la raza humana para entendernos, estamos hechos unos pajaracos de cuidado.

Ay, ay ay. No voy bien.

La, larán, larán,larán.
Soy la Caperucita
y por el bosque voy.



jueves, 4 de diciembre de 2008

La Vorágine

Qué guarda la mente que convierte el sueño en pesadilla o en paraíso.
Que rechaza pero no olvida.
Que mezcla el inconsciente en su laboratorio inaccesible a la razón.
Dormir no es lo que la pasada noche hice. Estuve en una guerra en África. Otra la viví en Sicília.
No podía creer que seres a los que amo estuvieran implicados en esas guerras inhumanas. Mis gritos parecían mudos inaudibles. No quería estar allí en ese horror, pero alguna mano invisible me amarraba a los lugares, a sus gentes aterrorizadas.
No encontraba palabras de aliento,no alargaba mi mano hacia ellos. Sólo quería dejar de vivir aquello.
Qué me trae aquí, me preguntaba. No puedo hacer nada ni siquiera acompañarlos en su dolor. No es mi guerra, no la he provocado, no es justa y no deseo pertenecer a ella.
Como todos los sueños y pesadillas las escenas se sucedían sin un orden aparente.
En Sicília vi a gente tendida en el suelo en medio de un charco de sangre. Una mujer lloraba resignada junto a los cadáveres.
Enlutada de pies a la cabeza sus lágrimas eran absorbidas por sus vestiduras.
Su rostro recorrido de mil ríos hablaba de penas pasadas de siglos.
Sus manos grandes y nudosas yacían lasas.
Niños corrían por grandes llanuras tostadas, áridas.
Flashes de películas paralelas. La incomprensión y la angustia hermanadas en puntos tan distantes del planeta donde el único punto en común era el color de la sangre que empapaba sabanas y sábanas y sábanas. Estaba de nuevo en África.
El colorido de las telas me guiaban por las distintas geografías.
Cuando abrí los ojos, una multitud de aves surcaba el cielo.
Miré y me dije: con que poco podemos sentirnos bien. Voy a aprovechar el momento.
Me icé del lecho y fui a la ventana. Qué pena no distinguir las aves. Buscaré más tarde en internet. ¡Hace tanto frío!.
Preparé café y me envolví de nuevo entre las mantas.
Coloqué la almohada de manera que podía apoyar la espalda en ella y fui tomando sorbos del humeante liquido. De camino calentaba las manos casi ateridas.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Al frío del Sur

El frío se cuela por todas las rendijas. Este frío desacostumbrado, duradero en nuestra ciudad resulta raro.

En Málaga no es normal.

Si tiene o no que ver con el cambio climático lo ignoro. Me temo no obstante que algo de eso debe ser.

Algunos dirán, claro claro. El cambio climático tiene la culpad de todo.

Pues evidentemente no es el cambio climático sino nosotros los que lo hemos provocado y lo continúamos haciendo y tan felices mire usted.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Lapsos felices

Regreso a casa tan plena tras el encuentro con Miranda que, para no explotar lanzo burbujitas de felicidad al aire. También Lágrimas de Androide compartió un ratito con nosotras. Un ratito no menos intenso por ello.

Cuando estás con personas gratas es muy fácil ver la vida desde un prima amable. Si te rodeas de trogloditas la cuestión cambia. Pero, lo que digo no es el huevo de Colón, ni descubro las Americas. Tengo una capacidad para lo obvio que...vaya tela.

Si mi amiga Miranda lee esto se le van a caer todos los palos del sembrao, pero a la vez se y sabe que nuestra amistad como el ave Fenix resurgirá impertérrita. Otra maniobra manida. Oh my good, I now that and you to, my love.

¿Doy el pego como persona curta?

Bromas a un lado Miranda de mi corazón, tú, sólo tú, sabes cuanto de verdad hay en mis palabras. Sencillas, pero ¡tan llenas de amor! ¡Tan veraces!
Rebuscar donde no hay es innecesario.

Es un homenaje este que te brindo. Acéptalo, como yo acepto todo rasgo de cercanía que tú me brindas con cada gesto.

No olvides mirar el ocaso que promete.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Sin titulo

Fundiré a cuchilladas

el mea culpa.

Heriré a dentelladas

a los fariseos.

Me adheriré a la tierra

por encima del prometido más allá.

Me elevaré en cuerpo y alma

de la fatua y aranera promesa.



Si, será aquí

en este valle de lágrimas y risas,

de dolor y ternura

donde vagaré hasta la hora última.



Continuaré buscando sin desmayo

ese prometido cielo

sobre este asiento en que reposo vivo y sueño.

El demonio existe

Ya lo he visto en la pantalla del televisor, en las páginas de un periódico, en las páginas de un libro de Cortazar, en nuestra historia de la humanidad, pero anoche, anoche el dolor superó todas esas visiones.

Ese dolor-que nunca será el dolor de esas personas que protagonizan el horror-se me convirtió en bilis, en rabia, en impotencia. No me dejó dormir.

Mientras se sucedían las historias de esas criaturas africanas en la pantalla, la lucha dentro de mi crecía, y a qué negarlo, el odio también.
Por un lado una voz decía, qué necesidad tienes de ver este horror. Por el otro una segunda voz rezongaba, tú ya lo sabes y no puedes remediarlo, una tercera se imponía. ¡Concienciate, concienciate!.

El dolor y todos los demás ingredientes me subían a la garganta, me ahogaban. Un nudo se aferraba a mi estómago, pero mi dolor era, por decirlo de alguna manera imaginario, mientras
que el dolor de aquellos niños y niñas era real.
Para qué seguir. Todos sabemos y todos ignoramos y todos huimos de ese dolor insoportable. Todos menos aquellos que lo viven en su carne propia. Todos aquellos que jamás olvidarán lo que vivieron siendo niños por más inri.

Con ello no justifico en modo alguno los horrores que viven y vivieron los adultos argentinos , chilenos, judíos, comunistas, socialistas ,ya incluso todas las víctimas de cualquier guerra y de cualquier color y religión.

No sé como se llaman esos hombres de África capaces de superar el dolor que infringen. No es de rigor señalar con nombres. Los medios de comunicación, los políticos del mundo los conocen. Para mi, se llaman : DEMONIO.

sábado, 29 de noviembre de 2008

El Tembleque

Atrás voy dejando esa íntima comunión con el papel bajo la luz oscilante de la vela y la mullidez de la mesa levemente acolchada donde suelo escribir, ¿o debería decir donde solía?

Así pensaba ayer cuando el frío -al que por aquí no estamos acostumbrados- me volvió a la mesa de la salita y a la luz de siempre-.

Una vez más me puse a pensar en lo que ocurre en el mundo que nos ha
tocado vivir (perdón por la manida frase) e hice mis pinitos, cábalas y otras perogrulladas y, llegué a la conclusión de que la "amenaza "de oriente no es China ni Japón ni Corea. La "amenaza" de oriente vendrá del
islam.

Que eso se sabe, bueno. No importa que se sepa. Lo que sabemos es lo que nos dicen los medios de comunicación y eso es poco y distorsionado.
Al menos amañado a los gustos de cada color. (Desgraciadamente la gama infinita original se limita a dos en la actualidad occidental nuestra).

Aunque mi humilde persona no tenga ni idea de historia con lo poquito que sé y lo que intuyo, deduzco que de raza le viene al galgo.

He pensado como nos sentiríamos nosotros si alguien viniese y nos dijera: esto es mío. Y nos largara a patadas del país. Pos mal, ¿no?.

Dejar de ver la tierra que te vio nacer, tus logros y tu vida y la de todos aquellos que la construyeron, modelaron y engrandecieron y verte de pronto a la procelosa búsqueda de una nueva existencia...
Dos más dos son cuatro.

No es la memoria de los que pierden igual que la memoria de los que ganan.

Si a todo esto unimos que la globalización es la peor solución posible, puesto que es simplemente la globalización de los grandes capitales y por tanto la defensa de los intereses de los cuatro poderosos mientras la población en general sigue expuesta a la sumisión de esos pocos.

...Que confundo la magnesia con la gimnasia. Puede ser.

Las grandes empresas trasladan sus fábricas a países donde la mano de obra está-digámoslo coloquialmente-tirada. Por ahí podemos comenzar a tirar del hilo y sacaremos las conclusiones y las relaciones entre la paz y el odio que mueve a los pueblos amén de lo anteriormente expuesto.

La historia que nos quieren negar por interés de uno pocos tiene memoria propia colectiva.

El Tembleque

viernes, 28 de noviembre de 2008

63X635 dias son...

Muchos, muchos días.

Ni un sólo día se ha repetido. O sea que, eso de los días anónimos es una sinrazón.

Voy a citar a mi amiga Miranda:" Qué hermosa tu ventana esta mañana mirando al mar.
Qué hermosa tu ventana hacia dentro, en la noche, con las palabras del corazón.

Me alegro inmensamente de tu reir recuperado del contento y las ganas, de tus sillas de colores y de permitir que las razones se apoyen en pasión.

Gracias por ser un refugio y bálsamo para el dolor. Amiga amada."

Esta pequeña misiva hace que durante varios días la felicidad se cuele por las rendijas del alma, por los poros de la piel, por las enramadas venas de este cuerpo no muy grande que me sostiene.

Cada uno de esos días es una esperanza, es un deleitoso consuelo, un impulso vital, una alegría infinita.

Sólo una pequeña misiva hace que rebulla la savia de la vida desbocada, saltarina y rediviva.

Yo, amiga del alma nunca estaré lo suficientemente agradecida por todo aquello que me regalas con tu donosura particularisima.

Conocerte es ha sido y será la mejor de las suertes.

Desayuno con diamantes

Esta mañana elijo al azar un disco. Me siento en el balcón a desayunar un buen trozo de pan cateto con aceite dorado de oliva.

Comienza a sonar la música. Comienzo a sentir. Comienza a salir de dentro de mi un algo que me hace dirijir la mirada hacia el intensisimo azul del cielo.¿ Qué es esto ?Me gustaría preguntar a Don Eduardo Punset que me explique ese estado cerebral, anímico o como sea que se denomine.

Qué atávico concierto de genes y o costumbres impulsan mi mirada al firmamento. Y la elevación que siento en mi¿de donde procede? ¿Qué siente el músico?
¿ qué musa lo enriquece hasta ese estado de gracia?.

Un creador capaz de transmitir toda esa hermosura a otros, ¿cómo es?

Imagino que es un ser extraordinario, bueno, bello, feliz. Si. Me conmueve imaginarlo así. Alguién inalcanzable y único. Por más que todos lo seamos.

Esto me lleva a una cita de un desconocido que un día leí y ya nunca olvidé. " Si Dios no existiese el ser humano lo crearía de tanto pensar en él".

Sin comentarios.

Puesta a imaginar imagino(valga la redundancia) que lo más parecido al Dios de nuestros padres es el agua.

Una gota que cae durante siglos hace una estaláctita. Esa estaláctita crea una forma caprichosa e irrepetible. Un arroyo es un montóncito de agua que se desliza serpenteando por valles y montes formando un camino. A veces ese arroyito se hace río y ese río llega a cubrir kilometros y kilometros y kilometros. Salta por inmensos peldaños en catarata convertido, se amansa en lagos y lagunas para reposar en el gran lago.

El agua no tiene forma pero adquiere todas las formas. El agua es divina.

Y aquí me detengo de momento.

Nada de lo que escribo se parece a lo que pensaba escribir. Culpo a mi vaguera por no haberlo hecho cuando debía. Pero, hubiese expresado entonces lo que de veras pasaba por esta cabeza de chorlito.¿?

lunes, 24 de noviembre de 2008

El anterior

En el desconocimiento, se escapan como pedos incontrolados los títulos que queremos exponer.
Pretendía con un comentario de mi ,hasta ahora,único seguidor- bc3 -o como él bíen sabe como se llama (yo también) grácias, cólega- responder a través de ,válgame el cielo un enlace, pero que como no tengo ni idea de ese maremagnum le doy las gracias en vivo y en directo, y además le comunico que efectivamente hemos celebrado el cumpleaños, en el que nos has faltado y que cómo bién sabes se acaba todo para que todo comience de nuevo. Y lo verás venir, y lo gozarás. Tendrás que tener la paciencia del amante y la confianza de lo amado.

Nunca estarás más a nuestro lado que cuando no te tenemos. Antes, mucho antes del presente hubo amores que crecían en el centro del corazón y allí se mantenían impertubables (Platón) y la interpretación libre que oso hacer porque no otra cosa es lo que expongo te ruego la interpretes como se te está dando.
Esta respuesta en la que te implico como un brazo, un dedo, una prolongación de nuestra -tuya Miranda- especialmente, es sólo eso: una prolongación de dos seres humanos más. Ya somos multitud. Te quiero amigo.
Lo otro, lo de los versos, trata de comprender la osadia.(Me gusta la palabra por lo explïcita). o s a d í a.
Es algo así como anarquía, república. Un sueño, vamos...

MUA, MUA, MUA.
Eres parte de esta avanzadilla.

Halleluyah¡

domingo, 23 de noviembre de 2008

Al viento.

Las palabras rasgan el hechizo del silencio.
Dejémoslo así, intocado, puro.
Abrázame fuerte pero mudo
Anídame en tus ramas y permite
al viento
que nos acune.

Sí, me encontraras,
verías en mi
los colores ya opacos del otoño
cubriría tu pecho con un pelo de incipiente escarcha
y sabrías
que al amarte seré íntegra.

lOS AYERES

Hurgo en la memoria, allí donde tu nombre duele
y me complazco.
Aprieto los labios de la herida para que mane la sangre
de tu memoria empapada.
Y me complazco.
Busco la vida en el dolor
de tu ausencia, tan presente
y me complazco.
Merodeo en el recuerdo aquel tu amor
muerto ayer
ya antes de esbozado
y me complazco.

¡Tengo que suplirte!

De mis senos mustios
brotarán amapolas porque
quién dijo siempre
se equivocaba.

La búsqueda inutil

La búsqueda inutil es lo que hacen los amigos cuando de encontrar este blog se trata y es que, la verdad sea dicha, ni yo misma sé como decirles donde buscar. Un amigo "lagrimas de androide" se llama su blog, me ayudó a crear el mío, y estabamos tan contentos (entiendase por con copita) que yo no me enteré. Claro que lo de la copita era yo, porque él estaba como una rosa en primavera. Otro amigo, muy listo él, en cuanto lo divisó lo llevó a favoritos y desde entonces no me quita la vista de encima, cosa que agradezco.

Otros, lo dicho, se vuelven locos por encontrarme. Si a mi, que me gusta jugar al escóndite, en este caso en particular se me quitan las ganas. ...

Por fa, amigos, SOS, SOS ECHADME UNA VEZ MÁS UN MANO . PLEASE PLEASE.

No, no creais que domino el idioma colonial, sólo un par de palabrejas. Si supiera, seguro que esto de internete se me daría mejor. Pero, qué digo, ni en inglés ni en españolo, que esto es un idioma para especialistas y está claro que pá las especializaciones no ha nasio mi menda.

La búsqueda inutil

viernes, 21 de noviembre de 2008

Y la mula en el trigo

No puede parar mi cabeza un momento. No acata órdenes. Le digo, ¡para! y ella hace lo que le viene en gana.

Quién decía "el hombre es un dios cuando se entrega a sus sueños y un mendigo cuando se pone a reflexionar" era un hombre sabio.

Pero cuando lo que de la mente se escapa es un montón de tropelías, cuando bulle y rebulle sin conexión ni razón, cuando se lanza a libar de una en otra flor y para colmo no poliniza entonces...



Justo ahí está la mía. Maquiavelando sin ton ni son.



Mi amiga del alma, mi amiga Miranda me pregunta cuanto se tarda en aprender. No puedo cejar de reirme.



Como te vaya como a mí andas aviada. Yo todavía no he empezado y tengo más de medio siglo...

No es de extrañar que la pobre mía se asuste.

Lo que mi amiga no sabe es, que ella sabe más que yo.

Hágase el caos

Y el caos se hizo.

No creo haber manifestado jamás que yo quisiera ser maestro de nada. No creo haber deseado jamás tener discípulos. Yo no creo ser ni la maestra ciruela : que no sabía leer y puso una escuela.
Manifiesto con frecuencia, eso sí ,que tengo muchas preguntas y apenas respuestas. Mejor dicho nínguna respuesta salvo un humilde empeño en llevar la vida personal con la máxima dignidad posible dentro del estado de cosas que me rodean.
Entre todas esas preguntas hay una que revolotea en mi cabeza en estos días. ¿Por qué llegan los pueblos a pensar que unos seres humanos son más validos que otros? ¿Por qué llegan a considerar que sus países tienen más derechos que otros países? ¿Por qué "la educación" suya es la mejor? ¿Por qué la educación es motivo de orgullo y privacidad de algunos países? ¿Por que se adhieren a una forma de pensar como lapas obviando la variedad que, con una sencilla mirada al cielo nos dá respuestas de nuestra condición?

Será que han olvidado mirar al cielo con los ojos de un niño ¿?

Podría seguir preguntando hasta el fin de los tiempos y sólo conseguiría descubrir más preguntas, más incógnitas.

En estos días que he vivido fuera del acostumbrado entorno, del día sencillo de los sencillos quehaceres he experimentado que gastar no es una cuestión de tener para gastar sino de saber saborear.

Que la palabra ensimismarse habla de fantasía que no todos poseemos. (Según Ortega y Gasset esa palabra sólo existe en español) Que los hados me perdonen si esta cita es un acto de conocimiento). Es sólo una vulgar copia de un señor que pensaba , y mucho.

En estos días que he vivido fuera de...he experimentado que una puesta de sol es gratís y que no le interesa a quíen para gastar tiene.

Y por último cito: "Un higo chumbo y unaceituna...que me dejen en mí rincón."

Es la única respuesta con la que llego a conformarme.

Hágase el caos y ...

jueves, 20 de noviembre de 2008

Medias verdades

Mi amigo Fidel es asaz mentirosillo. La verdad es que mi amigo Fidel no es mala persona, sólo que se enreda en el bigote de una gamba por lo que cuando llega tarde se vé obligado a dar explicaciones que por lo menos causan asombro.

A mi amigo Fidel se le prodría aplicar eso de que fue por tabaco y apareció treinta años después.
Esto me lleva a pensar que esos hombres vuelven al hogar cuando los huesos ya no aguantaban ni el frío ni lo que fuera...

Fidel no llega a tanto. El desaparece unas horitas y, lo mejor de todo es escuchar la historia que trae.

"Fuí por naranjas que las había visto muy baratas y son muy buenas para la salud ( de su familia claro), pero no os vais a creer lo que me ha pasado. Se rompe la bolsa, salen rodando las naranjas con tan mala pata que un señor por esquivarlas con el coche se ha dado un porrazo. Al hombre-continúa- no le ha pasado más que el susto, al coche támpoco. Así que para tranquilizarnos hemos ido a tomarnos una copitas y mira por donde se nos fué el santo al cielo."

domingo, 16 de noviembre de 2008

sábado, 15 de noviembre de 2008

¿Los idiomas?

Para no entenderse no es necesario desconocer el idioma. Cuando no queremos entender lo que el otro nos significa es suficiente con decir sí, sí, pero...no.

Cómo te lo explico, a ver. Tú no eres capaz de decir lo que piensas con palabras. Tú refunfuñas y hablas de que el país es una mierda, de que en el tuyo las cosas son de ésta u aquella manera y punto. En realidad me estás dando a entender que yo podría argumentar idem de idem y aquí santas pascuas...
Para bíen o para mal a mí me gustaría explícartelo de nuevo. Verás, es que...andere Länder andere Sitten. O sea, que donde fueres haz lo que vieres. Si quiero viajar me expongo a ver costumbres diferentes, culturas diferentes, comidas diferentes. Pueden agradarme o desagradarme, que cada cual es como es, pero no iría contra el país, sino contra mi incapacidad de adaptación.

Escuchas un momento. Tu respuesta es muy buena.-Pero si soy muy adaptable, yo puedo entender esto y aquello.

-Por fin, chiquilla. Me alegro por tí y por mí. Porque en todos lo lugares del planeta encontramos formas que nos gustan más o menos pero nos sobreponemos a fuerza de curiosidad y un poco de
sensibilidad. Estupendo, respiro tránquila.

En verdad lo que me dices es que si quieres arroz Catalina. Porque hoy tengo que explícartelo de nuevo, porque hemos vuelto a tropezar con una serie de cosas que en tu país...

Y ahora sí que estoy cabreá. ¿Que qué es eso? -me preguntas.
¿Pos mira cabreá es cabreá.! eso que tú haces conmigo y con el país y con la carretera y con el hotel y con la leche en verso!
Bla bla bla.

Vaya resulta que nos entendemos en el idioma de la mala sombra. Sí lo llego a saber antes, hace tres días que me hubiese cabreao.

Pero bien está lo que bién acaba. Y eso que mañana no las tengo todas conmigo, pero al menos ya conozco el método.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Los mayores

"Ser mayor es ser grande"
Piscinas, viajes, gimnasios, hoteles, restaurantes, cosmetica, peluquería,encuentros, juegos. Todas estas cosas pueden hacer los mayores para ser grandes y sentirse grandes.
Que esos mayores que participan de todo eso sean grandes es algo de lo que no dudo.
Yo conozco mayores que no hacen nada de eso.
Conozco hombres que han entregado su vida para dar de comer a sus hijos, conozco mujeres que han hecho exactamente lo mismo. Mujeres y hombres con las manos rotas de trabajar en el campo, en la mar, donde sea.
SON GRANDES.
SON INVISIBLES
NO TIENEN NOMBRE PROPIO
NO SALEN EN LOS MEDIOS.
SON GRANDES
POR DENTRO.
Lo que ocurre es que están pasados de moda.
A ningún medio de comunicación se le pasa por la cabeza ponerlos como ejemplo en las revistas de los mayores.
Ahí, en esas revistas se ven personas bellas, cultas, importantes.
Se cuidan y resultan impresionantes de verdad.
¿Qué pretenden decir esas revistas ?
?Qué nos quieren vender ?
Los hoteles, los gimnasios, los viajes....
Se es más pequeño por no poder vivir así quizás! O por no querer vivir así.
Nos quejamos de que la sociedad ha perdido los valores.
Es para troncharse.
Copíemos de Galeano, digamos de viva voz que vivir sin nombre no es sinónimo de estar muerto.

lunes, 10 de noviembre de 2008

¡ Dá mucho miedo !

Menuda papeleta esta de comprometerte contigo mismo a escribir un blog que pueda ser leido.
Máxime cuando se es consciente de lo poco que tienes que decir y lo mucho que tienes que aprender. Pero una vez embarcado ahoi Seemann, que los dioses nos sean benignos.

Hoy he aprendido que pensar mal no es siempre acertar, que opinar mal conlleva malestar y que aunque la paciencia no sea tu don has de seguir luchando contigo mismo para conseguir ser paciente.

No doy un apice porque esto suceda a voz de pronto. Quíen lo sabe mejor que uno. No obstante hay que intentarlo una y otra vez. A por ello camaradas. Ya lo dice el refrán popular: Roma no se creó en un día.

Me sentiría mejor si al menos un buén amigo me dijese ¡avanti! ¡tú puedes!

Y es que por mucho que queramos ser independientes, todos necesitamos de todos.
¡Yo prime!

sábado, 8 de noviembre de 2008

El escondite

A pelo el apendice de Emilio LLedó "Dentro de todo sí hay un pequeño no y dentro de todo no hay un pequeño sí"

El Escondite

La psicóloga me dijo un día: eres muy contradicctoria. Yo asentí, cómo negarlo. Es una realidad inexpugnable. Pero pensé a mi vez que, como casi todo el mundo.

Cuando volví a casa me dió por pensar en el tema. Y así despacito pensé en el despacho de la psicóloga.

Era un despacho ubicado en el ayuntamiento. A mi espalda otra asistente de los servicios de bienestarsocial, se ocupaba de otra persona,valga la redundancia, que también tenía problemas.

No sabía cuales porque con los míos iba sobrada, además no tenía pañuelo en el que depositar las copiosas lágrimas. La psicóloga tampoco tenía.
Eso si que es una contradicción. Un paciente sin intimidad y una psicóloga sin pañuelo.

Y puestos en la contradicción diré que la tarde se ha vestido de colores pastel. Rosa, malva, amarillo, profuso azul el mar y un vede tenue el cielo. El perfil de los montes de Africa nítidos y caprichosos se asoman al horizonte.
¿Donde está la contradicción pues?

En el cambio de actitud. Empecé llorando ante una terapeuta y acabo sonriendo embelesada ante este atardecer precioso.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

¡ CARAY CON LOS IDIOMAS !

Mi amiga Anna mide 1,80 de estatura. Su origen danés le sirve de excusa cuando se equivoca.
Mi amiga Anna dice que lleva treinta años planchando, que ha planchado un millón de camisas y que nunca nadie le ha pagado por ello.


Mi amiga Anna, tiene razón porque ni su marido ni sus tres hijos la respetan en modoalguno. Lo dice ella misma.


Mi amiga Anna dice que su criada gana más que ella.


Cuando mi amiga Anna usa la palabra criada a mí se me sube la sangre a la cabeza.


Cuando era niña, en mi casa se les llamaba “la muchacha” “niñera” “costurera” pero sobre todo se llamaban por sus nombres: Pepa, Rosario, El Ama (como ama que era) Elvira, Ana, Sara, Julia Anita.


Pepa, que era nuestra costurera, solía venir de vez en vez a ayudar a repasar, nos contaba historias de la guerra, que si a uno le dieron el paseillo, que si al otro lo habían matao los de este u otro bando. En fin, nosotros como niños escuchábamos con los ojos muy abiertos y un extraño escozor en el corazón.


Julia era una mujer casi tan alta como mi amiga Anna y vestía siempre impecable. Peinaba con un moño de un pelo intensamente negro casi en la nuca. Pulcra como ella sola, lavaba y sobretodo planchaba que era un primor. Viuda tenía que ganarse como tantas otras la vida sirviendo. Una de sus piernas estaba muy gruesa, hoy sé que era una pierna enferma, cojeaba un poco, pero no le restaba su cojera aquella prestancia alguna. No era habladora, pero cariñosa con nosotros y siempre en su sitio como ella misma decía.


De Julia nunca supimos gran cosa, pero la recuerdo con gran afecto y admiración.


Elvia, fea y con los ojos siempre llorosos con extraño mentón –como si se hubiese quemado mientras reía- era alegre y decían que de la vida. Le conocí con el tiempo siete hijos de padres siete.


Elvira hija, le decía mi madre, puta, bien pero tonta también…Al crecer supe lo que era ser tonta, y puta. Entonces ni nos decían que significaba la palabra si la habíamos pescado por un casual.
Rosarillo fue la niñera de mis hermanos más pequeños, la que había sido la nuestra- de mi hermano mayor y mía- se llamaba Carmelilla. Guapa como ella sola y hermana de Elvira echaba un ojo pero con tanta gracia lo hacía que parecía que se le encendiera la mirada. Fue la gran tentación de mi tío Pepe, pero se casó pronto y dejó de servir.


Sara con sus dos hijos, dormía en el granero. Una habitaciones altas que en las casas de entonces servían entre otras cosas para guardar el grano, colgar jamones, guardar las granadas, los caquis, y los melones, las orzas de mánteca y un sinfín de servicios más que prestaban. Según la familia claro. Sara no tenía donde ir. Con un marido borrachin estaba la pobre tan desvalida, tan en los huesos.


Anita, era una mujerona joven y rubia del campo. Ella llegó cuando ya tenía yo al menos diez años. Ella y el novio, mejor dicho sus reflejos tras los cristales biselados del portal, se mostraban abrazados. Nos retiraban antes de que llegase el novio y si se adelantaba nos mandaban arriba, pero sí, alguna vez vimos que se abrazaban. Luego oí a mama decirle Anita, Anita y ella le respondía señora que me mete mano pero sin llegar a na. Hoy aún creo oír el extraño sonido de aquellos besos.


La última que yo recuerdo se llamaba Ana y le decíamos la loca. La pobre tenía bocio y cuando se enfadaba porque mama le había llamado la atención por algo empezaba a gritar ¡que me ahorco, que me ahorco¡


Alguien puede pensar que eramos ricos, pero se equivoca, ellas eran muy pobres y por nada y menos trabajaban.


De todas tengo gratos recuerdos por eso cuando mi amiga Anna utiliza la palabra criada me hierve la sangre. Claro que es extranjera.

INDIFERENCIA O TIMIDEZ

Mi amigo Fidel y yo, fuimos a una tasca a la solíamos ir con frecuencia. Así como tantas otras veces, llegamos y tomamos asiento. A nuestro lado en otra mesa había un señor mayor mirando obstinadamente hacia ningún sitio. La tasca estaba a reventar de gente. Habíamos tenido suerte al encontrar mesa, claro que estábamos tan apretujados que apenas nos podíamos mover, y eso dificultaba pedir algo porque había que levantarse puesto que no tenía servicio de mesa. Teníamos que pedir en la barra, pero en fin, lo hacíamos como mejor podíamos.

Como éramos conocidos hubo un momento en que el dueño se acerco a saludar y poniendo las manos sobre los hombros de mi amigo Fidel, le dijo: voy a pelearme con ese hombre, lleva un rato grande ahí ocupando una mesa sin pedir nada. A lo mejor, dije ese hombre no sabe que tiene que hacer su pedido en la barra…El dueño sin decir ésta boca s mía se retira hacia la barra. Mi amigo me conoce bien y me dice, tú no te metas. Obvio su comentario y me dirijo al Sr. Señor, perdone, sabe usted que aquí hay auto-servicio, si responde, hace ya un buen rato que pedí. Ah bueno.

Volví a mi asiento y se lo dije a mi amigo. Seguimos en nuestra charla aunque Fidel andaba un poco mosca por mi “intromisión”. El dueño miraba a Fidel con cara de sorna, y como no llamaban al hombre, volví a acercarme y le dije, señor, que ha pedido usted. Una caña y media ración de jamón, me respondió. Entonces me acerqué a la barra y solicité para el caballero la consumición. Ni caso. Entonces elevé un poco la voz y clarito como el agua pedí de nuevo lo que el señor hacía rato había solicitado y ya sin duda alguna que lo había hecho porque a mi también me había obviado. Sin otra opción salvo que deseara el dueño acararme me entregó la solicitada caña y un minuto después el plato de jamón que yo misma puse en la mesa del señor y torno a la mía.
Mi amigo Fidel, ya tiene un cabreo de órdago. Me espeta, ya estarás contenta, has hecho la buena acción del día. Obvio su comentario, pero me dice, pago y nos vamos. De acuerdo, digo, nos vamos. El señor me da las gracias y se queda allí consumiendo felizmente su jamón y su cerveza.

Mi amigo Fidel es de la opinión que éste mundo es una jungla. ¡Tiene toda la razón! En la jungla hay fieras feroces, pero la jungla nos sorprende al mostrarnos animales que aún en su pequeñez osan plantar cara a otros mucho más fieros.

En el caso de mi amigo no es falta de valor, o si, depende del concepto de valor que cada cual tenga. Pero tal vez mi amigo Fidel tan sólo es que es tímido. Aún así, creo que mi amigo debería dejar hacer a los demás lo que sienten que tienen necesidad de hacer a pesar de que tengamos también miedo.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.