Diario

viernes, 21 de noviembre de 2008

Y la mula en el trigo

No puede parar mi cabeza un momento. No acata órdenes. Le digo, ¡para! y ella hace lo que le viene en gana.

Quién decía "el hombre es un dios cuando se entrega a sus sueños y un mendigo cuando se pone a reflexionar" era un hombre sabio.

Pero cuando lo que de la mente se escapa es un montón de tropelías, cuando bulle y rebulle sin conexión ni razón, cuando se lanza a libar de una en otra flor y para colmo no poliniza entonces...



Justo ahí está la mía. Maquiavelando sin ton ni son.



Mi amiga del alma, mi amiga Miranda me pregunta cuanto se tarda en aprender. No puedo cejar de reirme.



Como te vaya como a mí andas aviada. Yo todavía no he empezado y tengo más de medio siglo...

No es de extrañar que la pobre mía se asuste.

Lo que mi amiga no sabe es, que ella sabe más que yo.

Hágase el caos

Y el caos se hizo.

No creo haber manifestado jamás que yo quisiera ser maestro de nada. No creo haber deseado jamás tener discípulos. Yo no creo ser ni la maestra ciruela : que no sabía leer y puso una escuela.
Manifiesto con frecuencia, eso sí ,que tengo muchas preguntas y apenas respuestas. Mejor dicho nínguna respuesta salvo un humilde empeño en llevar la vida personal con la máxima dignidad posible dentro del estado de cosas que me rodean.
Entre todas esas preguntas hay una que revolotea en mi cabeza en estos días. ¿Por qué llegan los pueblos a pensar que unos seres humanos son más validos que otros? ¿Por qué llegan a considerar que sus países tienen más derechos que otros países? ¿Por qué "la educación" suya es la mejor? ¿Por qué la educación es motivo de orgullo y privacidad de algunos países? ¿Por que se adhieren a una forma de pensar como lapas obviando la variedad que, con una sencilla mirada al cielo nos dá respuestas de nuestra condición?

Será que han olvidado mirar al cielo con los ojos de un niño ¿?

Podría seguir preguntando hasta el fin de los tiempos y sólo conseguiría descubrir más preguntas, más incógnitas.

En estos días que he vivido fuera del acostumbrado entorno, del día sencillo de los sencillos quehaceres he experimentado que gastar no es una cuestión de tener para gastar sino de saber saborear.

Que la palabra ensimismarse habla de fantasía que no todos poseemos. (Según Ortega y Gasset esa palabra sólo existe en español) Que los hados me perdonen si esta cita es un acto de conocimiento). Es sólo una vulgar copia de un señor que pensaba , y mucho.

En estos días que he vivido fuera de...he experimentado que una puesta de sol es gratís y que no le interesa a quíen para gastar tiene.

Y por último cito: "Un higo chumbo y unaceituna...que me dejen en mí rincón."

Es la única respuesta con la que llego a conformarme.

Hágase el caos y ...

jueves, 20 de noviembre de 2008

Medias verdades

Mi amigo Fidel es asaz mentirosillo. La verdad es que mi amigo Fidel no es mala persona, sólo que se enreda en el bigote de una gamba por lo que cuando llega tarde se vé obligado a dar explicaciones que por lo menos causan asombro.

A mi amigo Fidel se le prodría aplicar eso de que fue por tabaco y apareció treinta años después.
Esto me lleva a pensar que esos hombres vuelven al hogar cuando los huesos ya no aguantaban ni el frío ni lo que fuera...

Fidel no llega a tanto. El desaparece unas horitas y, lo mejor de todo es escuchar la historia que trae.

"Fuí por naranjas que las había visto muy baratas y son muy buenas para la salud ( de su familia claro), pero no os vais a creer lo que me ha pasado. Se rompe la bolsa, salen rodando las naranjas con tan mala pata que un señor por esquivarlas con el coche se ha dado un porrazo. Al hombre-continúa- no le ha pasado más que el susto, al coche támpoco. Así que para tranquilizarnos hemos ido a tomarnos una copitas y mira por donde se nos fué el santo al cielo."

domingo, 16 de noviembre de 2008

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.