Diario

viernes, 12 de diciembre de 2008

La exuberancia

Es más productivo contentar al más rico que a aquel que se gana el pana con honradez y esfuerzo.
De esos habemos muchos y, ya se sabe; protestamos pero pagamos.
Así que hay que alegrar más que nunca a Endesa, a Telefónica, a Repsol y a todos los magnates de la industria.
Nosotros, si queremos luz, gas,teléfono y todas esas cosas que se nos han convertido en necesarias, las pagamos al precio que se estipule y punto.
Si queremos llevar una dieta sana tenemos que comer cinco unidades de fruta al día. La tierra las regala, y los amos de la tierra la venden sin dar golpe.
Hay que comer sano y equílibrado y llegar a los noventa. (Seguro que quién esto aconseja o sugiere se parte el culo de la risa).
¡Por aconsejar que no quede!
Eso que dicen, es tan fácil como hablar. Y hablar lo hacen hasta los niños. Todos lo hemos aprendido desde muy chicos.

Hay unos pocos que no pueden-le dicen mudos-pero esos no cuentan. Nunca cuentan los pocos para ciertas cosas. Aquí nos hablan a las masas. Esas que, además del derecho al pataleo, nos sobran todos los derechos restantes.
Ya se sabe: quién hizo la ley, hizo la trampa.

CAMBIO DE TERCIO.

Verdad es eso tan obvio que no lo usamos nunca.

La cultura no nos exime de la humana mezquindad.

Estamos tan acostumbrados a mentir que usar la verdad implica riesgo.

El amor es universal, por ello lo limitamos a dos.

El amor fracasa empero cuando se limita.

Cuando aprendamos a amar todo lo que existe no nos aburriremos nunca.

"Y qué es el sol sino un proyector de sombra".

La sabiduría no tiene límite, el ser humano sí.

Para amar y hacer el bien, no es necesario estar abonado a fe alguna.

Y ya me callo. A D I O S S S.

No hay comentarios:

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.