Diario

viernes, 21 de noviembre de 2008

Y la mula en el trigo

No puede parar mi cabeza un momento. No acata órdenes. Le digo, ¡para! y ella hace lo que le viene en gana.

Quién decía "el hombre es un dios cuando se entrega a sus sueños y un mendigo cuando se pone a reflexionar" era un hombre sabio.

Pero cuando lo que de la mente se escapa es un montón de tropelías, cuando bulle y rebulle sin conexión ni razón, cuando se lanza a libar de una en otra flor y para colmo no poliniza entonces...



Justo ahí está la mía. Maquiavelando sin ton ni son.



Mi amiga del alma, mi amiga Miranda me pregunta cuanto se tarda en aprender. No puedo cejar de reirme.



Como te vaya como a mí andas aviada. Yo todavía no he empezado y tengo más de medio siglo...

No es de extrañar que la pobre mía se asuste.

Lo que mi amiga no sabe es, que ella sabe más que yo.

No hay comentarios:

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.