Diario

jueves, 4 de diciembre de 2008

La Vorágine

Qué guarda la mente que convierte el sueño en pesadilla o en paraíso.
Que rechaza pero no olvida.
Que mezcla el inconsciente en su laboratorio inaccesible a la razón.
Dormir no es lo que la pasada noche hice. Estuve en una guerra en África. Otra la viví en Sicília.
No podía creer que seres a los que amo estuvieran implicados en esas guerras inhumanas. Mis gritos parecían mudos inaudibles. No quería estar allí en ese horror, pero alguna mano invisible me amarraba a los lugares, a sus gentes aterrorizadas.
No encontraba palabras de aliento,no alargaba mi mano hacia ellos. Sólo quería dejar de vivir aquello.
Qué me trae aquí, me preguntaba. No puedo hacer nada ni siquiera acompañarlos en su dolor. No es mi guerra, no la he provocado, no es justa y no deseo pertenecer a ella.
Como todos los sueños y pesadillas las escenas se sucedían sin un orden aparente.
En Sicília vi a gente tendida en el suelo en medio de un charco de sangre. Una mujer lloraba resignada junto a los cadáveres.
Enlutada de pies a la cabeza sus lágrimas eran absorbidas por sus vestiduras.
Su rostro recorrido de mil ríos hablaba de penas pasadas de siglos.
Sus manos grandes y nudosas yacían lasas.
Niños corrían por grandes llanuras tostadas, áridas.
Flashes de películas paralelas. La incomprensión y la angustia hermanadas en puntos tan distantes del planeta donde el único punto en común era el color de la sangre que empapaba sabanas y sábanas y sábanas. Estaba de nuevo en África.
El colorido de las telas me guiaban por las distintas geografías.
Cuando abrí los ojos, una multitud de aves surcaba el cielo.
Miré y me dije: con que poco podemos sentirnos bien. Voy a aprovechar el momento.
Me icé del lecho y fui a la ventana. Qué pena no distinguir las aves. Buscaré más tarde en internet. ¡Hace tanto frío!.
Preparé café y me envolví de nuevo entre las mantas.
Coloqué la almohada de manera que podía apoyar la espalda en ella y fui tomando sorbos del humeante liquido. De camino calentaba las manos casi ateridas.

No hay comentarios:

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.