Diario

martes, 30 de diciembre de 2008

Un Prosit por Jose Luis

Coincidencia o...
Esta mañana, desde las páginas de un crucigrama, saltó a mis ojos la foto de José Luis Sampedro. Había terminado de releer por tercera vez su novela La sonrisa etrusca. Libro que, a los que la ternura aún no los ha abandonado, les recomiendo encarecidamente. Al ver su foto en el cruci, se me pasó por la cabeza que homenaje le rendirá nuestro país a este hombre que a la edad de tropecientos años es capaz de describir la ternura, el sexo y el amor con tal magnitud que parece un eterno y exquisito amante, un niño grande y un hombre de la cabeza a los pies, todo en uno.

Todos recordaremos ¡como olvidarlo! nos asaetearon un mes con la noticia de la muerte de la Faraona. Y, aunque, válgame el cielo, nada tengo en contra de esa señora, aguantar en los medios -en todos- su adios fue un suplicio para los que amamos la variedad.

Al ver a este hombre y coincidir con la relectura de su novela, me pregunté por el azar o por la coincidencia. Si, si, me repito, ¡qué le voy a hacer!

A lo mejor debía rendirle un homenaje aquí y ahora mientras aún está con nosotros.
No me agradan las posteridades. Es en vida cuando hemos de mostrar nuestro respeto y cariño a aquellos que nos proporcionan felicidad y tristeza (que de todo hay). Es mientras estamos vivitos y coleando cuando hemos de cumplir con ellos. De devolverles lo que nos ofrecen. Así que desde esta página rindo mi homenaje a este gran hombre.

Si como dicen, un escritor se refleja en sus novelas, este hombre es todo un hombre humano, tierno y gran amador. Y lo de hombre lo reitero para no perderme en vaguedades.

Que usted, señor , San-Pedro vaya directamente al Olimpo de los Dioses.

No hay comentarios:

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.