Diario

jueves, 11 de noviembre de 2010

Dosmldiez

ONU.
Sin palabras.
Marruecos, Ïsrael.
Sin palabras.
Sahárahuis, España:
Sin palabras.

El hombre de a píe soluciona los" complejos procesos" en una charleta de bar.

Se oyen opiniones válidas de cómo solucionar problemas que no parecen ser complicados entre los pobladores de un barrio o de otro.

Si el barrio sabe, ¿cómo es que no saben los gobiernos?.

¿Serán ellos los qué generan la complejidad ya la problemática?

A estas alturas del siglo veinte y uno, emergen nuevos conflictos uno tras otro.

La visita del Papa se zanja con unas cuantas voces descontentas, tampoco merece la pena hacerse eco de la visita de un Jefe de Estado; ¡vienen y van tantos1

Es el silencio de los mandatários de los países lo que genera, no el malestar, sino la muerte y la desolación -ahora, y de nuevo , en el Sahara.

Es posible que pasados unos días, alguien justifique el silencio de el congreso de los diputados en España, con un lacónico: bastante tenemos con la que está cayendo. Pero no dirán ni eso.

Siguen mirando, los diversos países hacia arriba,,,, por si algún rayo extermina el problema.
Siguen mirando, las diversas instituciones, ya sea la ONU o la OTRA
hacia abajo,, por si se abre la tierra y se traga los problemas, y con ello sus pobres cabezas de chorlito incapaces de irse a un bar de copas y solucionar con una amable, aunque algo subida de tono,charleta.

Seguro que un mundo más feliz surgiría de esa charleta.


lunes, 8 de noviembre de 2010

Buscquéda y encuentro

Yo, voy sabiendo de mi. Voy viendo ser. Con dudas pertinaces voy sabíendome.
Pongo con más audacia mi ser en la balanza y observo como la oscilación, cesa y pesa más bajo el reconocimiento del ser que hay en mi.

Me reconozco y reconozco a otros conmigo. Esos otros a estas alturas no me interesan, pero confirman que soy un ser curioso de mi mismo para ser yo mismo.

Siempre están los matices. Las gamas. Y se ven, las veo; porque me veo, me conozco, voy sabiendo de mi.

El renegar de mi idea, de mi intuición, del querer ser, me ha aportado furia contra mi misma.

Y aunque siga equivocandome, nunca más deseo hacerlo por complacer a otro, por acceder sin conocimiento ni reflexión a hacer nada por ese motivo.

Me voy conociendo. Ha merecido la pena y seguirá mereciendo el esfuerzo de ahondar en ello.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.