Diario

jueves, 20 de noviembre de 2008

Medias verdades

Mi amigo Fidel es asaz mentirosillo. La verdad es que mi amigo Fidel no es mala persona, sólo que se enreda en el bigote de una gamba por lo que cuando llega tarde se vé obligado a dar explicaciones que por lo menos causan asombro.

A mi amigo Fidel se le prodría aplicar eso de que fue por tabaco y apareció treinta años después.
Esto me lleva a pensar que esos hombres vuelven al hogar cuando los huesos ya no aguantaban ni el frío ni lo que fuera...

Fidel no llega a tanto. El desaparece unas horitas y, lo mejor de todo es escuchar la historia que trae.

"Fuí por naranjas que las había visto muy baratas y son muy buenas para la salud ( de su familia claro), pero no os vais a creer lo que me ha pasado. Se rompe la bolsa, salen rodando las naranjas con tan mala pata que un señor por esquivarlas con el coche se ha dado un porrazo. Al hombre-continúa- no le ha pasado más que el susto, al coche támpoco. Así que para tranquilizarnos hemos ido a tomarnos una copitas y mira por donde se nos fué el santo al cielo."

No hay comentarios:

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.