Diario

viernes, 23 de enero de 2009

noticias frescaaaaaasssss bbb.

No es mucho lo que tengo que decir. Hoy hay una buena noticia que celebrar. Ha sido detenido Lauren Nkunda. Un generalote subversivo y cruel que como tantos otros pretendía poner pies en polvorosa y le ha salido mal. http://Lauren Nkunda Nkunda. ¿Es o no una buena noticia?
También hay hoy noticias personales buenas. He visto a mi amiga querida Miranda, hemos charlado sobre nuestros problemas (que siempre están ahí) porque sólo somos seres humanos imperfectos y no somos capaces de conformarnos con lo que tenemos. Y eso que nos sobra. Pero está claro que no es el tener lo que nos dá la felicidad sino el equílibrio. Y este es muy díficil de conseguir. Muy díficil. Seguimos intentándolo empero. Al menos se nos dá la oportunidad de hablarlo y analizar los porqués. De ese modo se nos aligera el ánimo.
Sigo, y ella también considerando que, nuestra amistad es valiosísima, que junto con el amor son los sentimientos que enaltecen y ennoblecen al ser humano. Lo mejor es que entre nosotras no cabe que estás palabras sean sólo eso, palabras, sino que las practicamos la una en la otra con hechos palpables.
Ist es nicht wunderschön?
Hay que decir que ella más que yo. Valga la sinceridad. Siempre está dispuesta a ayudarme en lo que sea. Sin una queja, y hasta con una sonrisa. Ya se enfada incluso cuando olfatea que no quiero pedirle algo.
Ella me enseñó que, el orgullo no es reconmendable entre nosotras. Que me deje ayudar.¡Qué grande es esta niña!
De desearos algo en verdad importante es esto: cuidad a los amigos en toda lid. Os hará muy, pero que muy felices.
Arrivederschi amigos del mundo.

miércoles, 21 de enero de 2009

Ilusiones en canciones

Es un nuevo intento. Ya me entrego al azar, que no es más que el desconocimiento.
Aburrida e impertérrita, sigo. Empecinada en que algún día he de conseguir que este trasto me obedezca. Empecé con algo que no he sabido retomar. Me queda empero, empezar de nuevo.
Insisto en que, entre los noticieros, es el de Iñaki Gabilondo el que me parece más libre en sus opiniones, más arriesgado en sus manifestaciones, mientras que la mayoría se limita a dar las noticias. Sí, Iñaki, se moja. Ya sea su opinión dura con el mismísimo presidente del Estado. Y eso es un plus a su favor. Es fácil tirar la piedra y esconder la mano, o, limitarse a dar la noticia.
No voy a decir que sea o no valiente, esos "valores" equívocos se los dejo a otros. Digo simplemente que Iñaki lo hace: decir lo que piensa.Un privilegio que pocos gozamos. Ya lo decía el filósofo.
Cuando la euforia de Obama pase, cuando de verdad Gaza deje de ser un sitio cercado, cuando a ningún país se le vete-por los motivos que occidente considere contrarios a su imponer -se deje en libertad, tendremos ocasión de mostrar nuestra confianza.
Entretanto, vamos a quedarnos con una esperanza realista. Vamos a esperar.

Esta noche he vivido tantos acontecimientos, tantas sensaciones que me siento explosiva y a la par cauta.
Siento que me gustaría hacer una revolución por minuto. Todo menos dormirme en los laureles, y a mi pesar es una teoría. Vívida, pero teoría. Y es que me sueño con cualquier situación que defienda una idea, y la frustración de que no estamos hechos para ella me entristece. (Eso es me siento sola)
Ando cansada de manifestaciones privadas y ávida por manifestaciones reales.
Las hay. Válgame el cielo, claro que si. Mas no las suficientes. I,m sorry. No soy de más carnes y, es lo que pienso. Le voy a dar a publicar entrada. Estoy jarta de guardar para no encontrar. A lo hecho, pecho.
Cúmulo de información. De mano de un ser que me parece fiable: Iñaki Gabilondo.

Echo de menos para estos y otros casos de envergadura a Athila el Hunno. Guarda silencio últimamente.

¿Por qué Iñaki?, bueno, pienso que se moja con su comentario díario, lo que otros informadores no hacen sino en la sesón deportes. Y ni eso. Critican y punto. Él, Iñaki, opina y, no se corta en negar su beneplácito al mismísimo presidente del gobierno.

El colmo

...de los colmos. Entre mensaje y mensaje se me ha ido lo que estaba escribiendo al infierno. Vaya día¡.
Me temo que voy a escribir y punto pelota. Al fin y al cabo es lo único que me libera un poco de la frustración que siento de no saber hacer nada.
Esta mañana, intenté coser algo que tenía pendiente, pero entre nudos y pinchazos, he desistido. Luego he pretendido subir una imagen al blog. ¡Qué si quieres arroz Catalina! Mi amiga que quría venir hoy, no puede. Otra que quería ayudarme no sabe. En fin. Estoy que trino. La verdad. Lo de llegar a una edad y estar en la inopía de la tecnología me pone de los nervios. Aaaaaajjjjjj. ¿Donde, donde está el puente?
¡Qué tonta, teniendo un balcón! Claro que no es demasiado alto. Así que lo vamos a dejar. Jejeje.

¡Ay, ay, ay! Estoy como Fonseca: triste y sola. Y venga cigarrillos pá olvidar. Pá calmarme. Pero quiá. Al revés, me pongo más histérica si cabe.
Eso de:
Me voy al pueblo
hoy es mi día
voy alegrar
toda el alma mía....
¡Cómo que no!
Así que mejor me callo. Chiaito pues. Luego veremos cómo anda el ánimo.

lunes, 19 de enero de 2009

Carta a mi querida M.

Querida mía:

si supiesemos manejar la mente en toda su capacidad,,, ah qué bueno sería.Si estuviesemos atentos a sus mensajes-que son muchos-pero que no atendemos, nos dariamos cuenta de que la casualidad se esfuma para dejarnos una serie de notas apenas esbozadas y, que al ir perfilándose, nos dejan un rastro de puntadas que una trás otra llegan a cobrar una forma precisa, concreta.
Nuestra comodidad, o simplemente nuestra limitación de esa misma mente, poco entrenada en el contacto con la naturaleza de las cosas sencillas, no nos deja ver a la primera, ni a la segunda, ni siquiera a la tercera vez aquello que se nos venía insinuando.
Lo bueno es que aunque remisos, vamos aprendiendo a distinguirlo con más nitidez.
Vivimos en un mundo de certezas. Parece un mundo creado para niños (aunque bien mirado, sólo los niños saben lo que quieren). Y como a niños nos entretienen con certezas inexistentes.
No es necesario hacer un tratado de filosofía para saber que las certezas se pueden contar con los dedos de una mano, y aún así nos sobrarían dedos. Y, hasta la ciencia, se vé desbordada ante hechos inexplicables.
En un mundo en el que se nos inunda con datos e información, lo sencillo del día a día se nos escabulle de entre los dedos con inaprensible agua.
Sin embargo, nos hablan de certezas. Dan por sntado que la imagen lo es todo. ¡Y así nos vá!
Cuantas veces he oido eso de "yo no os pago para que penseis". Esa simple frase me ha condenado alguna vez a abandonar mi puesto de trabajo.
¿Cómo puede alguién prohibir que se piense! ¡Quién cree qué es! Ni siquiera uno mismo es dueño de sus pensamientos. ¡Cómo pretende un extraño gobernarlos!.
El dinero no puede comprarlo todo, ni la imagen puede venderlo todo.
Si de veras fuesemos niños auténticos, no nos meterían ni un solo gol. No podrían.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.