Diario

viernes, 26 de diciembre de 2008

Seguramente estais interesados en arreglar el mundo. Y si dicen que eso es utopico es porque no hacemos lo correcto todos. Así que no, no es útopico. Es sencillamente que no todos estamos por la labor. Es más, son muchos los empecinados en dejarlo como está. Pensad en todos los nombres que se os ocurran y compartidlos conmigo, a lo mejor no tengo la lista completa. A lo mejor no, segurisimo que no la tengo. Hijos de mala madre hay en cantidades subversivas. Y esparcidos por doquier. Así pues, propongo crear una lista de ellos. Incluyendo las empresas que nos maniatan a su servicio sin opción a rebelarnos. Como si nuestro tiempo, nuestros escritos, nuestra voluntad fuese una marioneta de ellas con la que tiran del hilito y nos ponemos a sus órdenes.
¿Por que no es válido un escrito? ¿Por qué tiene que ser un fax o lo que ellos digan?
¿Entra esto dentro del concepto de libertad de expresión, de decisión, de legalidad?¿
¿Es esto lo que entendemos por democracia y desarrollo, de evolución?
¿Po qué la administración hace uso de teléfonos novecientos cuando sabe que son más caros y que hay otras alternativas?
¿Por qué están los cuatro raterillos en la carcel y los peces gordos que dejan arrasadas las arcas de los ciudadanos huyen del país?
¿Por qué lo permitimos?
¿Qué tal dos días, tres, cinco sin teléfono, sin internet, sin movíl?
Si no lo intentamos somos unos pringaos y es de rigor que nos pase lo que está pasando. Somos los nuevos esclavos, sed bienvenidos.
Imaginaos lo que le estamos hacíendo a los paises en vías de desarrollo. ¿Queremos para ellos lo que tenemos nosotros? No podemos ser tan ilusos. Ellos no necesitan telefonía, necesitan aprender a usar las herramientas para explotar sus propios recursos.
Si hemos sido capaces de levantar a los colegas para hacer un botellón gigantesco, hagamos una lista de los que nos ahogan con necesidades ficticias. Pasemos unos días sin televisión y sin telefonía de ningún tipo.

2 comentarios:

Atila el Huno dijo...

Sí Sí, pero después del programa de fin de año...es broma.
Es fácil estar sin televisión o teléfono. Estas cosas del sabotaje hay que hacerlas a lo grande, si no, no tiene gracia.
Yo propongo que no encendamos el motor de nuestros coches o motos durante un mes, demostremos a esa panda de sultanes y califas que no necesitamos su puto petróleo, ¡que se lo coman! ¡que no nos tienen cogidos por los güev...!.
¡Transporte público durante un mes!...¡a que no hay...! ejem ejem.

tierra dijo...

haberlos haylos. Regalé mi coche a una amiga hace un par de años. Ya ves como se puede jejeje.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.