Diario

domingo, 25 de enero de 2009

el pasado ni el futuro existe.
Es el presente el que impone sus leyes. Unas leyes maravillosas que son: hoy, sín más añadidos.
Molestarse en buscar es estúpido. Uno encuentra en un segundo lo que debe ser sín más.
No nos movamos de ahí. Quedémonos quietos saboreando el momento. Es un orgasmo tántrico.
El rebuscar se nos revuelve en el estómago, en las visceras, nos deja insatisfechos.
El pecado está en privarnos de él, porque el pecado significa sumisión. Y si el ser humano no nació libre, si nació para encontrar su libertad.
¿Que me lío? Es evidente. La famosa contradiccción que envuelve al hombre desde el comienzo de los tiempos.
Vamos al cincuenta por ciento en todo lo que emprendemos.
¡Cuanta historia arrastramos! Cierto. Y desentrañar de la que formamos parte voluntaria es ,como poco, arduo, pero nada de decir ¡ sí!, soy un producto de... ¡No! Decididamente, no.
Ni buscar denodadamente, ni encontrar subrepticiamente.
Lo que tenemos que saber es, qué buscamos para encontrar el equilibrío.
Resulta fácil no pensar. Pero pensar concretámente se convierte en una odisea.
Admiro profusamente a las personas capaces de exponer una teoría como si fuese una certeza.
Hay que decantarse. Hay que decir lo que se piensa, errado o no. Eso es algo genial.
Cada uno de nosotros tiene un modus vivendi que hay que respetar. Sin embargo respetamos más a unos que a otros. ¿Por qué? Eso es otra historia.

No hay comentarios:

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.