Diario

miércoles, 28 de enero de 2009

Cristales

Qué movidón. Qué fiestón. Qué hermosa pasada la de ayer.
Eramos seis felices locos por la música. No faltó una comida alemana, buenos caldos y mucho, pero que mucho amor y más mucho más que alegría.
Los recibí con una birrita bien fresquita. Nos sentamos al solecito de la atalaya, besos y achuchones esporádicos para hacer boca. Y por fin nos sentamos a la mesa de donde nos levantamos a las muchas horas pero intercalando baile y charla.
El final caléntito de wodka con limón y naranja en copitas pequeñas. Y enrusados estrellamos una copa ¿fueron dos? contra el suelo. El culmen de la deshibición. Risas a raudales y resaca temprana de mi amiga Miranda. Dice que no puede abrir los ojos. Y aquí me veo fregando, barriendo y poniendo orden trás el maravilloso y festivalero caos. Y compartiendo mientras el suelo se seca esta fiesta con vosotros. ¿Donde estás Athila El Hunno?

1 comentario:

Solindonga dijo...

xD Me encanta leer que la gente se lo pasa bien :)

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.