Diario

lunes, 19 de enero de 2009

Carta a mi querida M.

Querida mía:

si supiesemos manejar la mente en toda su capacidad,,, ah qué bueno sería.Si estuviesemos atentos a sus mensajes-que son muchos-pero que no atendemos, nos dariamos cuenta de que la casualidad se esfuma para dejarnos una serie de notas apenas esbozadas y, que al ir perfilándose, nos dejan un rastro de puntadas que una trás otra llegan a cobrar una forma precisa, concreta.
Nuestra comodidad, o simplemente nuestra limitación de esa misma mente, poco entrenada en el contacto con la naturaleza de las cosas sencillas, no nos deja ver a la primera, ni a la segunda, ni siquiera a la tercera vez aquello que se nos venía insinuando.
Lo bueno es que aunque remisos, vamos aprendiendo a distinguirlo con más nitidez.
Vivimos en un mundo de certezas. Parece un mundo creado para niños (aunque bien mirado, sólo los niños saben lo que quieren). Y como a niños nos entretienen con certezas inexistentes.
No es necesario hacer un tratado de filosofía para saber que las certezas se pueden contar con los dedos de una mano, y aún así nos sobrarían dedos. Y, hasta la ciencia, se vé desbordada ante hechos inexplicables.
En un mundo en el que se nos inunda con datos e información, lo sencillo del día a día se nos escabulle de entre los dedos con inaprensible agua.
Sin embargo, nos hablan de certezas. Dan por sntado que la imagen lo es todo. ¡Y así nos vá!
Cuantas veces he oido eso de "yo no os pago para que penseis". Esa simple frase me ha condenado alguna vez a abandonar mi puesto de trabajo.
¿Cómo puede alguién prohibir que se piense! ¡Quién cree qué es! Ni siquiera uno mismo es dueño de sus pensamientos. ¡Cómo pretende un extraño gobernarlos!.
El dinero no puede comprarlo todo, ni la imagen puede venderlo todo.
Si de veras fuesemos niños auténticos, no nos meterían ni un solo gol. No podrían.

2 comentarios:

Castrodorrey dijo...

Saludos cordiales...preciosa carta.

Thiago dijo...

Bueno, tienes razón, nos tratan como niños pq les conviene que seamos como niños... El pensar siempre ha sido sospechoso y lo que se pretende es que no se piense y se siga por el camino que te marcan... En cuanto te sales un poco eres cruelmente castigado por antisocial, como se castiga a un niño que no se deja dominar...

Pero lo esperanzador es que cada día piensa más gente...

Bezos

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.