Diario

martes, 13 de enero de 2009

Quién tenga oidos para oir...

Lo que está haciendo Israel es un crimen y resulta difícil silenciar lo que pienso. Ocho pitos se me da que haya gente que lo justifique, que opinen que soy antisemita y todas esas chorradas que se dicen sin pensar porque lo que interesa es algo muy distinto. Esto es defender lo indefendible. Ahí están masacrando a una gente encerrada en un cubil y a merced de los israelitas. Lo más curioso es que aquellos que han sido promotores del odio hacia los judíos-recuerdo bien los textos y los libros empecinados en describir a los judíos como los asesinos de Cristo- ahora estén defendiéndoles porque papa Bush está de su parte. Qué fuerte.
Estoy ahora a mil por hora, lanzando mis lamentos por un pueblo indefenso, amarrado de pies y manos. Novecientas personas contra trece.
Hablo de novecientas muertes, asesinatos.
Aquellos que defienden a Israel quisiera verles en el lugar de los palestinos, pero no tenemos los seres humanos la capacidad de ponernos en la piel del otro a pesar de que lo digamos sin cesar. ¡cómo lo siento! ¡te acompaño en tu dolor!
Qué sarta de mentiras.
Como a buena latina me hierve la sangre al no poder hacer n a d a contra la tiranía.
Precisamente Israel, que ha vivido en propia carne la indefensión. Sólo digo INAUDITO.



No hay comentarios:

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.