Diario

miércoles, 13 de enero de 2010

AMARGO DESPERTAR

Un terremoto sacude Puerto Principe.

Llueve siempre sobre lo ya empapado.

¿Por qué siempre a los más castigados de la tierra?

La vida continua impertérrita. Y así parece que debe ser.

Tenemos las manos atadas. Y aún existen personas que creen que manejamos nuestro destino.

El dolor no cesa. Aquí mi recuerdo (pobre cosa) para esos seres condenados al sufrimiento.

1 comentario:

Solindonga dijo...

es una verdadera lástima

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Soy picaflor. Inconstante.Pasional.Buena amistad.